• Ministro Céspedes agradeció el apoyo transversal de los parlamentarios a la iniciativa, la que quedó lista parar ser promulgada.
  • El proyecto de ley apunta a que las familias permanezcan en sus hogares y abran sus puertas a los censistas.

 

Valparaíso, Enero de 2017. Apoyo transversal logró el proyecto de ley que declara feriado irrenunciable el 19 de abril, día en que se realizará el Censo 2017: “Todos Contamos”.

Con 21 votos a favor y una abstención, esta tarde la Sala del Senado aprobó la iniciativa que tiene por objetivo que las familias permanezcan en sus hogares durante el día festivo para que puedan responder las 21 preguntas del Censo abreviado.  

Para esto, el proyecto de ley establece la prohibición de funcionamiento de malls, centros comerciales, grandes tiendas, discotecas, pubs, cabarets, casinos de juego u otros lugares de juego autorizados, bares, clubes, restaurantes, supermercados, rotiserías, panaderías y, en general, de todo comercio de bienes, alimentos o bebidas. Todas estas actividades no podrán funcionar desde la medianoche del día del levantamiento censal (19 de abril) hasta 20 horas del mismo día.

 censo2El Ministro de Economía, Fomento y Turismo, Luis Felipe Céspedes agradeció el apoyo transversal de los parlamentarios al proyecto de ley que está listo para ser promulgado.   

“Quiero agradecer el debate que se ha dado en la Sala y las manifestaciones de apoyo a esta iniciativa por parte de los parlamentarios que han participado de esta discusión”, aseguró. 

El secretario de Estado destacó que la información obtenida en el Censo es relevante por ejemplo, para determinar la inversión pública. “Cuando se habla de la priorización de inversión en caminos, eso requiere tener una estimación clara de la población, así también ocurre con la caracterización adecuada de zonas rurales en el país, o cuando se determina la frecuencia de los recorridos de micro, necesitamos datos y de eso estamos hablando”.  

Frente a las dudas de los parlamentarios respecto de que el 19 de abril sea feriado irrenunciable, el Ministro Céspedes explicó que es necesario que los chilenos estén en sus casas ese día para que puedan ser adecuadamente contabilizados.

“El hecho de que sea un día feriado, implica que vamos a tener todo el país volcado en el Censo. Esta información es tremendamente importante para los municipios. El contar adecuadamente la cantidad de ciudadanos que habitan en el territorio permite generar buenas políticas públicas”, enfatizó el secretario de Estado.