En sesión extraordinaria del concejo municipal de Huara se votó la renovación y caducidad de las patentes de alcoholes de la comuna, en un proceso que no estuvo exento de polémica por cuanto algunos contribuyentes perdieron sus patentes de alcohol por decisión del concejo municipal.

La sesión comenzó con la revisión de los antecedentes presentados por 24 contribuyentes, para renovar su patente, a 17 de los cuales se les renovó el permiso para el expendio de alcohol, y a 7 se les caducó dicha patente.

Fue en este proceso que los concejales Mauricio Salazar, Olimpia Salazar y Alexis Ab Ed Kader se abstuvieron de votar por la renovación de la patente de alcohol del contribuyente Marcial Bartolo Cayo, quien cuenta con su patente desde el año 2004 a la fecha. Los motivos para abstenerse de votar fueron que la municipalidad no puede renovar patente alcohol a un contribuyente que es familiar del alcalde.

Dicha argumentación no tiene sustento legal en la Ley de Alcoholes, además existe un dictamen de la Contraloría que indica que no existe impedimento para que el contribuyente Marcial Bartolo renueve su patente ya que ésta le fue otorgada años antes que asumiera el actual alcalde.

Con su abstención, los tres concejales impidieron contar con el quorum necesario para renovar la patente de alcohol por lo cual el contribuyente no podrá ejercer su actividad económica.