Lograr su intervención y mediación para que las autoridades escuchen sus demandas, fue parte del objetivo de la reunión que sostuvieron los dirigentes de los taxistas con el alcalde de Alto Hospicio, Ramón Galleguillos, los cuales buscan que se les paguen bonos por los efectos económicos sufridos como secuelas de los terremotos que afectaron a la región en abril pasado.

Marcelo Segovia, presidente de la Agrupación de Conductores de Taxis Independientes y Mario González, presidente del Sindicato Independiente de Dueños y Choferes de Taxis, que agrupan a cerca de mil conductores que realizan desplazamientos en Iquique y Alto Hospicio, plantearon a la autoridad comunal su preocupación por la discriminación de la cual han sido objeto, después de no recibir beneficios económicos por las pérdidas que han sufrido como secuelas de los terremotos de abril pasado, donde figuran una disminución del número de pasajeros, las demoras en los tiempos de traslado producto de los trabajos en la ruta 16, lo que ha traído consigo una reducción sustantiva en el número de vueltas que realizan durante la jornada, aumento en el gasto de combustible y una merma significativa en sus ingresos. “Sólo hubo un grupo de taxistas que recibieron bonos y son los de Zona Franca, además de las líneas 11, 22 y 33, todo el resto fuimos excluidos por la autoridad y eso no nos parece equitativo, ya que es mayor el número de afectados, principalmente,  aquellos que realizamos los trayectos entre Iquique y Alto Hospicio. Hemos dialogado con el seremi de Transportes, parlamentarios y falta que el intendente regional, Mitchel Cartes, nos abra una instancia de conversación. La idea del encuentro con el alcalde Galleguillos, es que apoye nuestra demanda y nos respalde para que la autoridad regional nos escuche o tendremos que llegar donde el ministro de Transportes para que nos resuelva el problema”, sentenció Segovia.

Sobre el tema, el alcalde de Alto Hospicio, Ramón Galleguillos, señaló que espera que se resuelva el conflicto, ya que podría generarse un conflicto serio, debido a que los taxistas agudizarán las movilizaciones. “Si se otorgó un bono a un grupo de conductores, parece del todo legítimo que se hubiese beneficiado a todo el universo de afectados y no se discriminara. Tomé contacto con el intendente a través de su jefa de gabinete y espero, francamente, que en las próximas horas pueda recibir a los sindicatos, pues él ha demostrado sus capacidades para escuchar y dialogar con distintos actores.  Anteriormente, había planteado como alcalde mis inquietudes frente a actos discriminatorios que se generan, como por ejemplo, cuando se entregó un bono para reposición de enseres y vestuario a los afectados del siniestro en Valparaíso, lo que debió ser equitativo para los damnificados del norte del país, pues muchos de ellos,  también perdieron sus pertenencias producto de los sismos. Apoyaré a los taxistas para que se busquen vías de solución a su conflicto, ya que la mayoría de ellos son hospicianos”,  enfatizó.

Los dirigentes también formularon un llamado a otros taxistas a unirse a sus demandas, para lo cual se puede tomar contacto a los siguientes fonos: 88060942 – 74052694.