En una emotiva ceremonia, ochenta y cinco emprendedoras y emprendedores de las comunas de Iquique y Pozo Almonte, fueron certificados por el Fondo de Solidaridad e Inversión Social, FOSIS Tarapacá, a través del Programa “Yo Emprendo Semilla”.

El programa, busca mejorar las condiciones de empleabilidad y/o generación de ingresos autónomos, de personas en situación   de vulnerabilidad o que se encuentren desocupadas, cesantes o buscando trabajo por primera vez, apoyándolos durante ocho meses a través de capacitaciones, talleres y acompañamiento constante para poder desarrollar su idea de negocio.

TESTIMONIO

La ceremonia, estuvo cargada de emotividad especialmente cuando René Jiménez Rojas, usuario del Programa, diera a conocer su sacrificada historia de vida, y cómo pudo  salir  adelante “agradezco todo el apoyo que me han brindado, yo viví durante 30  años en la calle, gracias al apoyo de la hospedería del Hogar de Cristo, mi vida cambió, y  hoy puedo ser uno de los beneficiarios de los programas de FOSIS,  quiero agradecer en esta instancia a cada uno de los profesores de los  cursos y talleres, he aprendido mucho, a mis queridas compañeras que siempre me apoyaron, hoy puedo decir con orgullo puedo que mi futuro cambió y que  desde ahora soy un microempresario”, señaló.

Para Adelina Araya Astorga, Directora Regional (s) FOSIS, “Así como don René, nosotros confiamos y creemos en las capacidades de nuestros usuarios y usuarias, a través de nuestra oferta programática les otorgamos oportunidades para poder adquirir buenas prácticas de negocios, que les permitan aumentar sus ingresos y mejora su calidad de vida.  A través del programa “Yo Emprendo Semilla”, estamos impulsando el microemprendimiento como una fuente importante de empleo, contribuyendo de esta manera a disminuir las desigualdades, aportando a la superación de la pobreza y la vulnerabilidad de personas y familias en la región”.

El programa contempla un presupuesto de $ 56.950.000 pesos, que incorpora talleres y capacitaciones y asesoría constante durante los ocho meses de ejecución, además de una inversión directa a cada beneficiario y beneficiaria del proyecto para poder implementar su idea de negocio.