La importancia del trabajo del Perito Fotógrafo en el sitio del suceso, es muy grande, y se puede resumir en una frase que es común oír: “Somos los ojos de la Justicia en la escena del crimen”.

La Policía de Investigaciones de Iquique, a través del Laboratorio de Criminalística y la Sección Fotografía Forense, cuenta con cuatro Peritos Fotográficos, quienes  tienen como objetivo la descripción gráfica de cuerpos vivos o muertos, como también, los indicios y evidencias que sirvan en el esclarecimiento de los hechos delictuosos.

Las concurrencias, tienen relación con los sitios de suceso: muertes, suicidios, homicidios, hallazgo de cadáveres; reconstitución de escena; inspecciones oculares; fijaciones en estudio (lesiones, documentos, armas y municiones, droga, entre otros).

Alex Barra, Perito Fotográfico de la PDI de Iquique, lleva 12 años en la Institución, y señala que “poseemos estudios profesionales o técnico profesionales, de a lo menos 4 años, y eso se complementa con el Curso de Criminalística que realizan una vez que ingresamos a la PDI, el cual al ser culminado y sumado a los conocimientos adquiridos en la práctica durante el primer año en la Institución, se nos confiere el Título de Perito Fotógrafo. En síntesis, es la suma de conocimientos profesionales en fotografía y de práctica diaria en sitios de sucesos reales”.

Barra, agregó que “los Peritos Fotógrafos somos un aporte fundamental a la labor investigativa, tanto para las distintas Brigadas de la PDI, como también para las Fiscalías y Tribunales en general”, agregando que “nuestro aporte más claro, está relacionado con entregar en forma gráfica, clara e inequívoca, las evidencias plasmadas en imágenes fotográficas, para conducir al esclarecimiento de un caso criminal, que en lo posible permita condenar al culpable del delito cuando corresponda. Y lo que entregamos, lo hacemos contando con las mejores herramientas profesionales que nos entrega la PDI: cámaras fotográficas y equipo fotográfico profesional digital de última generación, computadores de alto rendimiento, instalaciones adecuadas para desarrollar nuestro trabajo, entre otros”. 

FOTOGRAFÍA CRIMINALÍSTICA

  • El valor de una evidencia depende de una representación o reproducción correcta del Sitio del Suceso.
  • Testimonio válido como evidencia.
  • Da autenticidad a otras evidencias.
  • Ayuda a sostener y aclarar un testimonio.
  • Ayuda a la Investigación y al enjuiciamiento.
  • Es una forma de descripción gráfica y hace la función de un testigo profesional.
  • Se utiliza para complementar otro tipo de fijaciones (ejemplo: Planimetría)
  • Muestra la localización exacta de elementos correspondientes a evidencias y sus posibles ramificaciones.
  • La muestra del informe pericial a diversos testigos, permite recordar situaciones ya pasadas.
  • Ayuda a clarificar data investigativa y clarifica el estudio del Sitio del Suceso, por parte de la instancia investigadora.
  • Orienta a los Fiscales e Investigadores que no estuvieron presente en el Sitio del Suceso.

Barra finalizó destacando que “la importancia del trabajo del Perito Fotógrafo en el sitio del suceso es muy grande, y se puede resumir en una frase que es común oír: “Somos los ojos de la Justicia en la escena del crimen”, por ser los primeros en ingresar al lugar y registrar fotográficamente y lo más objetivamente el sitio del suceso, a fin de que sea claro y fácil de entender para quienes deban ver nuestras fotografías, como si realmente ellos también hubieran estado allí. Fijamos fotográficamente las evidencias en el lugar, haciendo perdurable en el tiempo todos los elementos criminalísticos encontrados, antes de que el sitio de suceso sea alterado y las evidencias removidas”.